No Puedo

NoPuedo

De: Luis Humberto Peñate Orantes.

No puedo conciliar el sueño estas pegada a mi recuerdo,
que casi ya ni sueño.
Donde estás amor, Diosa perdida en la ciudad de ilusiones.
Son las tres de la mañana y tengo los ojos cansados,
una jaqueca de pesadilla de tanto pensar en ti,
como sombra me acompañas
desde el comienzo de la razón perdida,
nube negra que no escampa para devolverme el juicio,
niebla perpetua que acaricia el pensamiento.
Sombra gris pegada a mi destino, envaneces,
confundes, cambias para mal las perspectivas de las cosas.
Río como loco de sueños y pesadillas,
me levantas cual pájaro que vuela y me hundes en pantanos de miseria.
He querido borrarte de mi mente, perderte en un río de olvidos,
pero es inútil, yo no puedo luchar con sentimientos
que me hacen morir con abandonos y me hacen vivir con sus promesas.

CANTO A NUESTRA POSICIÓN

roque_dalton

A Otto Rene Castillo

Nos preguntan los poetas de aterradores bigotes,
los académicos polvorientos, afines de las arañas,
los nuevos escritores asalariados,
que suspiran porque la metafísica de los caracoles
les cubra la impudicia:
¿Que hacéis vosotros de nuestra poesía azucarada y virgen?
¿Qué, del suspiro atroz y los cisnes purísimos?
¿Qué, de la rosa solitaria, del abstracto viento?
¿En que grupo os clasificaremos?
¿En que lugar os encasillaremos?
Y no decimos nada.
Y no decimos nada.
Y no decimos nada.
Porque aunque no digamos nada,
los poetas de hoy estamos en un lugar exacto:
estamos
en el lugar en que se no obliga
a establecer el grito.
(Ah, como me dan risa los antiguos poetas
empecinados en vendarse los ojos
y en embadurnar de pétalos y de pajarillos famélicos
la giba del dolor anonadante
que se encarama sólida
encima del hombro positivo universal
desde el primer amanecer y el primer viento,
y que se olvidaron del hombre)
Estamos
en el lugar exacto que la noche precisa
para ascender al alba.
(Muchos poetas inclinaron sus insomnios antiguos
sobre la fácil almohada azul de la tristeza.
Construyeron ciudades y astros y universos
sobre la anatomía mediocre
de un nido de muñecas cristalinas
y exilaron la voz elemental
hasta planos altisimos, desnudos
de la raíz vital y la esperanza.
Pero se olvidaron del hombre.)
Estamos
en el lugar donde se gesta definitivamente
la alegría total que se atará a la tierra.
(Ay, poetas,
¿Cómo pudisteis cantar infamemente
a las abstractas rosas y a la luna bruñida
cuando se caminaba paralelamente al litoral del hambre
y se sentía el alma sepultada
bajo un volcán de látigos y cárceles,
de patrones borrachos y gangrenas
y oscuros desperdicios de vida sin estrellas?
Gritasteis alegría
sobre un hacinamiento de cadáveres,
cantasteis al plumaje regalón
y las ciudades ciegas,
a toda suerte de tísicas amantes;
Pero os olvidasteis del hombre).
Estamos
en el lugar donde comienza el astillero
que va a inundar los mares con sonrisas lanzadas.

(Ay, poetas que os olvidasteis del hombre,
que os ovidasteis
de lo que duelen los calcetines rotos,
que os olvidasteis
del final de los meses de los inquilinos,
que os olvidasteis
del proletario que se quedo en una esquina
con un bostezo eterno inacabado,
lleno de balas y sin sangre,
lleno de hormigas y definitivamente sin pan,
que os olvidasteis
de los niños enfermos sin jugetes,
que os olvidasteis
del modo de tragar de las mas negras minas,
que os olvidasteis
de la noche de estreno de las prostitutas,
que os olvidasteis de los choferes de taxi vertiginosos,
de los ferrocarrileros
de los obreros de los andamios,
de las represiones asesinantes
contra el que pide pan
para que no se le mueran de tedio
los dientes en la boca,
que os olvidasteis
de todos los esclavos del mundo,
ay, poetas,
¡como me duelen
vuestras estaturas inútiles!)

Estamos en el lugar en que se encuentra el hombre.
Estamos en el lugar en que se asesina al hombre,
en el lugar
en que los pozos mas negros se sumergen en el hombre.
Estamos con el hombre
porque antes muchísimo antes que poetas
somos hombres.
Estamos con el pueblo,
porque antes, muchísimo antes que cotorros alimentados
somos pueblo.
Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al hombre!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al hombre!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al Pueblo!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al Pueblo!

LOS HEROES DE AYER SON LOS VILLANOS DE HOY

LOS HEROES DE AYER SON LOS VILLANOS DE HOY.
Luis Humberto Peñate Orantes.
En mi vida vestí camisolas de partidos políticos . Pero siempre he votado. Me considero con alguna  educación cívica, para comprender que si no voto, no influyo y si no influyo, no tengo respaldo moral para levantar la voz, para juzgar administraciones públicas.     En el conflicto bélico salvadoreño, murieron muchos, uno…s porque escogieron morir por la causa, otros que ni causa tenían para morir, pero murieron.   El suelo cuzcatleco vistió el rojo y negro de la violencia y la muerte, pero a pesar de que se dieron tantos abusos e injusticias amparados en la violencia y el miedo  imperante, hoy podemos respirar tranquilos sin la sombra del terror implantada por grupos de poder y gobiernos militares que les fueron útiles, para sistemas de explotación y represión. .     Los grupos en conflicto pagaron cuotas de sacrificio con la muerte de sus líderes, unos víctimas de sus propias purgas.      Secuestros y pillaje, dominaron el escenario y en estos avatares asesinos, también perdieron la vida importantes personas cuyo único delito era ser de familia acomodada. Borgonovo Pholl y Roberto Poma, por ejemplo y dando vueltas por ahí en mejores posiciones andan aún los responsables de sus muertes.        Cuando era un niño, escuchaba a doña Manuela Cuenca, hablar de unos de sus hijos, Abel Cuenca, que se encontraba en México y después en Venezuela. El según dicen era un comunista. Mi mamá hablaba de las zanjas que el ejèrcito hacía cavar a los campesinos, para que les sirviera de tumba. Oía de torturas y capuchas de un tal Torres Valencia.       Sabía de los abusos de los Cuerpos de Seguridad que servían de órganos de represión contra los revolucionarios de entonces. Toda esa gente fue protagonista para bien o para mal dentro de una sistemática lucha intestina que fecundó en los acuerdos de paz, unos cuarenta años después.       Escuchaba de las incursiones guerrilleras en la Sierra Madre, me fascinaba Camilo Caienfuegos, el Che Guevara y en lo particular, Fidel Castro, eran mis ídolos, pero nuevas luces se fueron prendiendo en mi cerebro, para considerar que en aquellos momentos y con aquellos gobiernos y sistemas, valía la pena luchar en su contra para erradicarlos.       Me imaginé que con los acuerdos de paz, unos perdonarían y olvidarían y que toda la sociedad estaba dispuesta a mejorar dentro de un sistema democrático, que continuaría la alternabilidad, que con el derrumbe del comunismo en Rusia, que mantuvo a generaciones en vilo con la guerra fría y sin gobiernos militares intimidantes, todo estaba listo para emerger como un país moderno y de vanguardia más sin embargo, el panorama no es así, sino seguir la huella de otros líderes que sustentan las mismas ideologías renovadas y esto si, no me parece, por cuanto que yo sepa, esos paraísos de los pobres no existen y me lo demuestran cuando por diversas razones la gente sale, no para esos paraísos sino para el país más odiado del mundo, el imperio voraz y esclavizante, Estados Unidos de Norteamérica.   Eso si francamente no lo comprendo, porque si la vida es tan agradable en Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia,, como es que van a parar a la nación que más odian, porque desde que tengo conocimiento, Estados Unidos, ha sido el enemigo de los revolucionarios, por lo tanto no se puede decir que el odio es contra sus gobiernos,sino para Estados Unidos como tal.    Admiro la valentía de los héroes revolucionarios y recuerdo con solemnidad a sus mártires. No desconozco las grandes conquistas que nos han dejado como pueblo y me doy perfecta cuenta que su trabajo, su lucha   es histórica, pero conducirnos siguiendo la huella de otros países que no están en democracia, me parece que como pueblo, nos sacaron de un oprobioso cautiverio, para encerrarnos en otro tan oscuro, en donde no miraremos señales de democracia.

La Tradicion de San Valentin

Llamese coincidencia, hace dos dias publique algo en castellano, bastante similar…

Lo dejare en Ingles para no cambiarle nada, supongo pueden encontrar un traductor en linea…

 

Cupid, chocolates, red roses: Valentine’s traditions explained

Your Valentine’s Day checklist probably includes chocolates, cards and a dozen red roses. So how did all this start?

USA TODAY Network looks at the origins of a few of our most popular Valentine’s Day traditions.

Valentine’s Day

Ironically, the day when we celebrate love may have much darker origins. Ancient Romans celebrated the feast of Lupercalia on Feb. 13-15. The feast involved animal sacrifices and whipping women, thought to make them more fertile, according to Noel Lenski, a historian at the University of Colorado-Boulder, in an interview with NPR.

But the first direct connection between St. Valentine’s and the idea of love comes much later, in the poetry of Geoffrey Chaucer, says Andy Kelly, an English  professor at the University of California-Los Angeles,  who wrote the book Chaucer and the Cult of St. Valentine.

Chaucer, best known for The Canterbury Tales, wrote a poem called “Parliament of Foules (Fowls)” in 1381 to honor Richard II’s engagement, Kelly said.

VIDEO: What to watch on Valentine’s Day weekend

In the poem, St. Valentine’s Day is celebrated on May 3 — not Feb. 14 — and represents “the day when all the birds choose their mates for the year,” Kelly told USA TODAY Network.

“Quickly afterwards, within a generation, people took the idea of celebrating of St. Valentine’s as a day of love,” Kelly said.

The St. Valentine whom Chaucer was probably referencing was St. Valentine of Genoa, who died on May 3 and whose feast day was celebrated on May 2, according to Kelly’s book. But people at that time were not as familiar with St. Valentine of Genoa.

MORE: In Pakistan, valentines are exchanged in secret

Two St. Valentines — one of Rome and one of Terni — were martyred on Feb. 14, although in different years. The idea of St. Valentine and love became linked to this Feb. 14 date.

“The emphasis on the birds choosing mates for the year fell by the wayside because birds weren’t around in February,” Kelly said.

Cards

The British Museum in London has a Valentine dated from the 15th century, but it wasn’t until the mid-19th century when Valentine-giving became popular in England, said Ann C. Colley, a distinguished professor of English at SUNY-Buffalo State.

Two things happened: First, England’s first postal service, the Penny Post, was established, making delivering mail cheap and available to everyone, not just those who could afford it. Second, machines brought mass production of these cards.

Printers started developing different methods of printing, such as embossing, attaching lace and creating three-dimensional cards, said Dan Gifford, a professor of American history and popular culture at George Mason University and author of American Holiday Postcards: 1905-1915.

This “fad” of card-giving for Valentine’s Day started in England but traveled to American culture as well in the 1840s, he said.

“The merchants, the printers, the stationers all pick up on this very quickly and put up big displays in the window,” Gifford said.

It wasn’t just lovers who received Valentine’s cards. In England, some Valentine’s cards were meant to be given to someone you didn’t like.

“You don’t sign these cards, and you could really get back at someone,” Colley said.

Along this theme, there were also satiric political cards. “It would be equivalent if, in our country, the head of the Tea Party sent a Valentine to Obama,” Colley said.

 

Chocolate

Chocolate has long been considered an aphrodisiac, said Alexandra Leaf, a culinary educator and founder of Chocolate Tours of New York City, in an interview with USA TODAY Network.

Starting in the 17th century, when cacao beans were first brought to Europe from Mexico and Central America, Europeans associated the food with stories about Montezuma and his many wives, Leaf said.

The 19th century was a “turning point” for making the sweets more affordable to the middle class with the mechanization of chocolate-making, Leaf said.

In 1861, Cadbury was the first chocolatier to offer chocolates in a heart-shaped box, according to the James Beard Foundation, a not-for-profit promoting the culinary arts.

“There’s a carryover of the aphrodisiac notion that would make it appropriate for Valentine’s Day,” Leaf said.

Cupid

The cherub-faced Cupid we recognize today was originally something quite different.

In the 5th century, the Greek version of Cupid, Eros (the inspiration for the word “erotic”), was depicted as a tall young man, who was “athletic, heroic and had wings,” according to Angeline Chiu, associate professor of classics at the University of Vermont in an interview with USA TODAY Network.

The most famous story about Cupid comes in 8 A.D. from the Roman poet Ovid. In the story, Apollo tells Cupid to “leave archery to people like me,” Chiu said. To prove Apollo wrong, Cupid shot Apollo with a golden arrow so he would fall in love. Cupid also shot a lead arrow at the nymph Daphne. Apollo falls in love with Daphne, but she is repulsed by him.

Meanwhile, “Cupid sits back and watches and laughs and laughs,” Chiu said.

Chiu said Cupid’s transformation into a baby can be credited to Renaissance art.

“Raphael and all those guys painted little, fat babies everywhere,” she said. “They didn’t always mean Cupid. Sometimes it was just generic love.”

It’s the image of Cupid as a cute baby with wings that has endured.

Red roses

In the 18th century, Charles II of Sweden introduced the idea of flowers symbolizing emotions or messages carrying non-verbal messages, according to ProFlowers.com.

Today, red roses stand for passionate love, pink roses for friendship, white for purity, and both red and white mean unity, said Jennifer Sparks, spokeswoman for the Society of American Florists, in an e-mail to USA TODAY Network.

Yet, Sparks said people should not be too concerned about flower meanings, but instead focus on what type of flower the recipient likes.