Guanacos, sepa quienes fueron.

946536_10201237563604218_2126279574_n
\
Tomado de

Evidencia historica del porque se nos llamaba “guanacos”.

Por Rigoberto Alfredo Galvez Castro. Originario de Ahuachapán El Salvador.

http://amigosguanacos.org/blog/amigos-guanacos-arriba-los-guanacos/

Desde hace aproximadamente 10 años he venido estudiando el significado de la palabra “guanaco” a base de datos publicos e historia de la region. Contrario a la version popular, que hace referencia al animal del carga andino, o un sinonimo de “tonto”. Siempre he sostenido que en los tiempos precolombinos existio una hermandad que recorria el valle del Guanacaste o Huanacaxtle.

Pero bien respeto la opinion de mis hermanos Salvadoreños. Ironicamente, antes que existieran fronteras o lineas trazadas por los colonizadores, el valle de Guanacaste se extendia desde la cordillera de los andes centroamericana.

Buen dia a todos.

1262501_10201856310672508_1369790555_oc

El Pueblo Opina

ABROGARSE DEL APOYO TOTAL DEL PUEBLO ES UN ABSURDO.

Por : Luis Humberto Peñate Orantes.
“Esta es la respuesta contundente de un pueblo que nos apoya”. Casi un millón y medio de votantes no los apoyaron y cuatro millones que no votaron no los apoyaron, entonces, ni el FMLN ni ARENA , si hubiese ganado, representa la voluntad de todo un pueblo.
En todo caso, es la voluntad de las personas que votaron por el partido ganador.
Ahora bien, HAY ciudadanos de conducta rara, que todo el tiempo han comido con los empleos que les han dado los gobernantes en turno y que han vividos más o menos bien con los empleos de la empresa privada y que se han congraciado con los partidos que han llegado al poder y ahora, se convierten en sus enemigos, resaltando errores de uno y virtudes del otro. Son gente que se mueve con las aguas que mejor les conviene.
Un hombre debe ser de talla entera. Debe reconocer que no todo es perfecto y no cambiarse de ideología o religión, según su conveniencias. Si no ayuda, no estorbe, con comentarios que nada más hacen que arda más el fuego, porque la verdad, sería duro regresar al pasado.
Hay que reconocer que tenemos graves problemas, que hemos tenido en el pasado gobiernos espurios, que los ricos no han podido despertar a una conciencia social que beneficie a la clase trabajadora, pero debemos ser lo suficiente honestos, para darnos cuenta que los cambios de ideologías en los sistema de gobierno, no resuelven esos problemas, porque si así fuera, el pueblo entero hubiera votado por una ideología de esperanza, por un paraíso aquí en la tierra.
El gran partido de la clase obrera, de los trabajadores, de los pobres, de los miserables, de los explotados, ha ganado, debemos darle gracias a Dios y agradecer a ese millón y medio que los eligió y esperar con fe el proceso de los cambios anunciados de construir la plataforma que nos promoverá al desarrollo a través de la salud, la educación y el trabajo. Que demos apertura a un clima de seguridad, paz y estabilidad, para que hayan inversiones, que paguemos nuestra deuda externa y ya no sigamos endeudando a la nación, que seamos más honrados e inteligentes para gobernar, para que todos los sectores se dediquen ayudar a levantar a nuestro caído país.
Si eso fuese una realidad en el próximo período presidencial, desde ya se puede asegurar que todos los dirigentes, pueden levantar el grito en libertad, para decir que todo el pueblo les apoya, porque solo los necios y los ambiciosos de poder, podrán ser los que no esten de acuerdo, pero estos resultan ser un millón y medio, en comparación con los cinco millones y medio de habitantes de este pueblo que los vamos apoyar.

No Puedo

NoPuedo

De: Luis Humberto Peñate Orantes.

No puedo conciliar el sueño estas pegada a mi recuerdo,
que casi ya ni sueño.
Donde estás amor, Diosa perdida en la ciudad de ilusiones.
Son las tres de la mañana y tengo los ojos cansados,
una jaqueca de pesadilla de tanto pensar en ti,
como sombra me acompañas
desde el comienzo de la razón perdida,
nube negra que no escampa para devolverme el juicio,
niebla perpetua que acaricia el pensamiento.
Sombra gris pegada a mi destino, envaneces,
confundes, cambias para mal las perspectivas de las cosas.
Río como loco de sueños y pesadillas,
me levantas cual pájaro que vuela y me hundes en pantanos de miseria.
He querido borrarte de mi mente, perderte en un río de olvidos,
pero es inútil, yo no puedo luchar con sentimientos
que me hacen morir con abandonos y me hacen vivir con sus promesas.

CANTO A NUESTRA POSICIÓN

roque_dalton

A Otto Rene Castillo

Nos preguntan los poetas de aterradores bigotes,
los académicos polvorientos, afines de las arañas,
los nuevos escritores asalariados,
que suspiran porque la metafísica de los caracoles
les cubra la impudicia:
¿Que hacéis vosotros de nuestra poesía azucarada y virgen?
¿Qué, del suspiro atroz y los cisnes purísimos?
¿Qué, de la rosa solitaria, del abstracto viento?
¿En que grupo os clasificaremos?
¿En que lugar os encasillaremos?
Y no decimos nada.
Y no decimos nada.
Y no decimos nada.
Porque aunque no digamos nada,
los poetas de hoy estamos en un lugar exacto:
estamos
en el lugar en que se no obliga
a establecer el grito.
(Ah, como me dan risa los antiguos poetas
empecinados en vendarse los ojos
y en embadurnar de pétalos y de pajarillos famélicos
la giba del dolor anonadante
que se encarama sólida
encima del hombro positivo universal
desde el primer amanecer y el primer viento,
y que se olvidaron del hombre)
Estamos
en el lugar exacto que la noche precisa
para ascender al alba.
(Muchos poetas inclinaron sus insomnios antiguos
sobre la fácil almohada azul de la tristeza.
Construyeron ciudades y astros y universos
sobre la anatomía mediocre
de un nido de muñecas cristalinas
y exilaron la voz elemental
hasta planos altisimos, desnudos
de la raíz vital y la esperanza.
Pero se olvidaron del hombre.)
Estamos
en el lugar donde se gesta definitivamente
la alegría total que se atará a la tierra.
(Ay, poetas,
¿Cómo pudisteis cantar infamemente
a las abstractas rosas y a la luna bruñida
cuando se caminaba paralelamente al litoral del hambre
y se sentía el alma sepultada
bajo un volcán de látigos y cárceles,
de patrones borrachos y gangrenas
y oscuros desperdicios de vida sin estrellas?
Gritasteis alegría
sobre un hacinamiento de cadáveres,
cantasteis al plumaje regalón
y las ciudades ciegas,
a toda suerte de tísicas amantes;
Pero os olvidasteis del hombre).
Estamos
en el lugar donde comienza el astillero
que va a inundar los mares con sonrisas lanzadas.

(Ay, poetas que os olvidasteis del hombre,
que os ovidasteis
de lo que duelen los calcetines rotos,
que os olvidasteis
del final de los meses de los inquilinos,
que os olvidasteis
del proletario que se quedo en una esquina
con un bostezo eterno inacabado,
lleno de balas y sin sangre,
lleno de hormigas y definitivamente sin pan,
que os olvidasteis
de los niños enfermos sin jugetes,
que os olvidasteis
del modo de tragar de las mas negras minas,
que os olvidasteis
de la noche de estreno de las prostitutas,
que os olvidasteis de los choferes de taxi vertiginosos,
de los ferrocarrileros
de los obreros de los andamios,
de las represiones asesinantes
contra el que pide pan
para que no se le mueran de tedio
los dientes en la boca,
que os olvidasteis
de todos los esclavos del mundo,
ay, poetas,
¡como me duelen
vuestras estaturas inútiles!)

Estamos en el lugar en que se encuentra el hombre.
Estamos en el lugar en que se asesina al hombre,
en el lugar
en que los pozos mas negros se sumergen en el hombre.
Estamos con el hombre
porque antes muchísimo antes que poetas
somos hombres.
Estamos con el pueblo,
porque antes, muchísimo antes que cotorros alimentados
somos pueblo.
Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al hombre!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al hombre!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al Pueblo!
¡Estamos con una rosa roja entre las manos
arrancada del pecho para ofrecerla al Pueblo!

Las Ruedas

LAS RUEDAS

-¡Mamá!… ¡papá!…
¡Ya llegaron las “ruedas”!
¡¿Me regalan cinco centavos?!
-Tenés que hacer el “deber”

-¡Ya lo hice, aquí esta!
-Ya es tarde, mejor aquí te quedas
-Para allá van todos mis amigos
-¿Y eso que tiene que ver?

-Por favor… Déjenme ir
-¿Y a qué hora piensas venir?
-No me pienso entretener
-Anda pues, pero termina de comer

-Muy “ligero” voy a regresar
-Pero dicen que ni siquiera las han armado
-Si pero no me voy a tardar
-Ya deja de ser tan desesperado

Mis amigos me contaron
Que ya llego la “rueda de chicago”
“Los carros locos” también ya vinieron
¡Huy! Del “martillo” ya mero me ca…igo.

El “remolino” y “las voladoras” atarantan
El “yoyo” y el “pulpo” si me espantan
“El zipper” y “la ola” esos si asustan
“El trencito” y “el gusano”, ya no me gustan

Bueno ya termine, me voy pa’ la feria
Que gusto y que alegría
Apúrese mama ya deme mi pan
Llegaron las ruedas a Ahuachapán.

Rigal 15/Enero/2014